EL MOVIMIENTO ES VIDA

¿A cuántos de ustedes hasta la fecha  no le ha dolido alguna vez la espalda?.

Las cifras actuales son muy elevadas, alrededor de un 80% de la población ha sufrido  o sufre de dicha dolencia. En muchos casos es origen de bajas laborales e incluso de incapacidad a la hora de realizar actividades de nuestra vida diaria como andar, vestirnos, estar sentados…etc.

Cuando esto ocurre en nuestro cerebro se dispara una alarma:  ¿qué tengo? Y rápidamente buscamos algo que nos alivie la sintomatología sin ir a lo importante, ¿qué me origina el dolor?. Esto es lo realmente importante y complicado que debemos averiguar. En muchos casos tras pruebas realizadas encontramos diferentes “patologías” como: Protrusión, hernia discal, afectación facetaria…., pero…¿Eso es lo que me causa siempre el dolor?.

La generación de muchas de estas patologías no sucede en un momento determinado, si no que aparece progresivamente incentivado por muchos factores. Entonces, es importante entender que muchas veces ciertos hallazgos no son los causantes de la sintomatología. Hay personas con hernias discales que tienen dolor y otras tantas que con la misma “patología” no desarrollan sintomatología. Lo bonito es entender esto, ¿por qué?, si tenemos lo mismo. Luego están los casos en los cuales tras pruebas de todo tipo NO hay lesión articular, ligamentosa, muscular…pero…TENGO DOLOR y nos obcecamos en buscar por todos lados para averiguarlo. ¿Alguien se ha parado a pensar en el MOVIMIENTO?, ¿alguien confía en que el movimiento o mejor dicho un mal movimiento me generen dolor?. Por suerte poco a poco se va comprendiendo en la sociedad este “nuevo concepto” al que antes poca atención se le prestaba.

Actualmente hay múltiples estudios que afirman que un movimiento con un inadecuado reclutamiento motor (secuencia de activación muscular) puede ser causante de padecer sintomatología.

Por otro lado, en muchas ocasiones es posible que nuestra forma de movimiento esté clasificada dentro de un grupo específico; puedo ser un patrón flexor, un patrón extensor o un patrón combinado de los anteriores más rotación (flex + rot o ext + rot). Todo ello muchas veces está relacionado o condicionado con nuestro trabajo, por las determinadas posturas y movimientos que solemos adoptar o hacer.

Click en la imagen para ampliar.

Debido a esto, a la hora de realizar ciertos movimientos habituales en nuestro día a día el reclutamiento motor y la eficacia de nuestra musculatura son inadecuados y deficientes.

A continuación pasaré a explicar cuál es el reclutamiento motor adecuado a la hora de realizar dos de los movimientos más habituales de nuestro cuerpo.

A la hora de realizar el movimiento de sentadilla o inclinación del tronco, es necesaria una activación de los multífidos principalmente para no realizar una flexión lumbar. El origen del movimiento debe de ser nuestras caderas (bisagra) y en un alto porcentaje de la población el movimiento comienza en la zona lumbar.

Al iniciar el movimiento de retorno pasa exactamente igual, el movimiento debe de comenzar en nuestras caderas y finalmente haber una colaboración con la zona lumbar.

Por otro lado, a la hora de iniciar el movimiento de flexión del brazo, durante los primero 70°±, la escápula debería de mantener su zona neutra (no movimiento). Una vez alcanzados estos grados, la escápula debería comenzar su movimiento y llegar a la línea axilar. Para ello, es importante una musculatura estabilizadora eficiente (serrato, trapecios).

Cuando hay una desequilibrio a la hora de mover la cintura escapular muchas veces se generan patologías de: pinzamiento e inestabilidad. La primera suele estar más relacionada con problemas en la flexión y un desequilibrio escapulotorácico. La inestabilidad, está más relacionada con desequilibrios de la articulación glenohumeral.

Tras lo visto anteriormente, es muy importante conocer el fallo a la hora de realizar el movimiento y por ello muchas veces damos en el clavo a la hora de eliminar sintomatología que no ha sido capaz de hacer un medicamento.

Por eso desde Ergoactiv, creemos que la mejor medicina es un CORRECTO MOVIMIENTO.

Maialen Martínez