¿Arroz o policía?

Estamos en pleno verano y muchos de nosotros, durante el periodo vacacional, nos animamos con actividades que durante el resto del año nos resultan más difíciles de realizar.

Como por el simple hecho de movernos estamos expuestos a sufrir un problema físico (bien sea por un traumatismo importante o por sobrecarga de unas estructuras que no están preparadas para soportar tanta carga), es necesario conocer el protocolo básico a realizar en caso de lesiones agudas.

El termino RICE fue acuñado por Gabe Mirkin MD. en 1978 como tratamiento “Gold Standard” ante una lesión.

Las siglas hacen referencia a reposo, hielo (ice), compresión y elevación. Pero tras un paso intermedio en el que se añadió la “P” de protección y pasó a denominarse PRICE, la búsqueda de mejora constante  eliminó la “R” de reposo para sustituirla por “OL” (optimal loading), que hace referencia a la necesidad de una carga progresiva (y aquí entramos en juego los fisioterapeutas para orientar sobre ella, el reposo prolongado puede ser perjudicial y dificulta la recuperación, pero una carga excesiva acabará con un mayor daño en los tejidos afectados) para mejorar el proceso de reparación de los tejidos afectados (puedes echar un vistazo al siguiente artículo: http://bjsm.bmj.com/content/46/4/220.full.pdf ).

Así pues, tras una lesión aguda recuerda:

  1. Protección de la zona lesionada.
  2. Carga óptima.
  3. Hielo.
  4. Compresión.
  5. Elevación.

Sin embargo me gustaría hacer una recomendación con respecto a la aplicación hielo. Muchos estudios hablan sobre el efecto analgésico de su aplicación (se habla de 30 minutos de duración), pero también sobre su negativa influencia en el proceso inflamatorio (¡absolutamente necesario para la reparación de los tejidos!).


 

Teniendo en cuenta estos efectos, mi recomendación es la siguiente: aplicar el hielo durante 10-15 minutos (en función del tamaño de la zona a tratar) inmediatamente después de la lesión (lo más cercana a ella que nos sea posible), retirar 30 minutos y repetir el proceso 3 veces.

En definitiva, ¡se nos pasó el arroz!

A partir de ahora nos acordaremos de la policía (“POLICE”) en caso de lesión aguda.